Los privilegios de los alcaldes llegan a límites insospechados. Hoy en día que está tan de moda la corrupción, las corruptelas, la prevaricación, la usurpación y la apropiación indebida, que el alaclade y sólo el alcalde pueda aparcar en lugar prohibido para el estacionamiento no sorprende a nadie.

Lo sorprendente y muy inbcorrecto es que la señal de tráfico correspondiente lo explicite y diga que hay una excepción a la prohibición de estacionar, y es ser el Señor Alcalde. Eso es recochineo.

Señal de tráfico de prohibido estacionar excepto si eres el alcalde

Señal de tráfico de prohibido estacionar excepto si eres el alcalde