La tradición de soplar las velas de un pastel cuando es el cumpleaños de alguien está ya muy arraigada en la sociedad. Es una bonita tradición para celebrar el aniversario y para que la persona que sople las velas sea la protagonista y centro de atención. Todo correcto.

Lo que es incorrecto es que una madre o señora de cierta edad sople, o más que sople, chupe o aspire una vela, y más si esta es un pequeño falo o pene. Además, soplar o chupar esa vela-falo delante de sus hijas y otras niñas menores de edad, es calificable de muy incorrecto, irresponsable e injustificable.

La fotografía no deja lugar a dudas y mal entendidos. Vean a esta señora chupando una vela en forma de pequeño pene delante de varias niñas, una de ellas asustada y despavorida, supongo que porqué cree que su madre se va a quemar. Porqué las velas, aunque sean velas en forma de polla, no se chupan, se soplan.

A saber que deseo habrá pedido esta señora mientras chupa esta vela en forma de pene.

Vela de cumpleaños en forma de falo

Vela de cumpleaños en forma de falo